16 noviembre, 2008

Pónganse a prueba

Examínense ustedes mismos, para ver si están firmes en la fe; póngase a prueba. 2° Corintios 13:5

Mi fe permanecerá firme siempre y cuando está puesta en el lugar correcto.

Si mi fe está basada en mis propias capacidades, en mi propia inteligencia y habilidades, entonces no permanecerá.

Si está basada en un trabajo, en el dinero que pueda tener en el banco, en la economía del país o en los hombres que lo manejan; no resistirá.

Si mi fe está puesta en la respuesta de los demás a mis expectativas, a mis deseos o a mis sueños; estoy perdida.

Todo eso no es más que arena.

Puede parecer que sostiene algo pero, en realidad, no sostiene nada en absoluto.

En cambio, si mi fe descansa profundamente arraigada en vos, entonces ni el mismo infierno la podrá arrancar de esa roca.


10 comentarios:

  1. Dí que sí, así es la fe... la imagino como mirar un cómodo sillón, darse la vuelta y entonces, de espaldas a él, sin verlo, TE TIRAS y esperas que te recoja suavemente...

    Y la fe es de igual modo, a veces te tienes que arrojar en sus brazos sin ver nada... Por eso, mejor arrojarse en Alguien firme como la roca, inamovible, y no en cosas que dependen de las fluctuaciones de la bolsa de NY, o del ánimo del "vecino".

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Es así, totalmente. Qué bueno que en medio del tembladeral que es este mundo tenemos una roca firme que nos sostiene. Gracias por pasar. ¡¡Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Patricia!
    Tenemos una amiga comun en manantial de aguas. Gracias por pasar por mi rinconcito...
    Convicción, de eso trata tu post, y cuanta falta hace en muchos de nosotros. Que el Señor nos otorgue esa fe firme, de manera que nada nos mueva.
    Un abrazo
    :D

    ResponderEliminar
  4. Orlando, gracias por tu visita. Realmente necesitamos de él para permanecer firmes hasta el fin. Al menos yo necesito que perfeccione esta fe chiquita como un grano de mostaza que a veces tengo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Precioso post querida Patricia! En quien fundamentamos nuestra fe es lo importante.
    A Dios gracias que la hemos puesto en el único fundamento válido... ¡Jesucristo!
    Recibe un beso y un fuerte abrazo desde mi puerto jarocho.

    ResponderEliminar
  6. Isa, gracias por pasar. Que sigas aferrada a la Roca que es quien nos sostiene por encima de cualquier circunstancia.
    Un abrazo desde Argentina.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta como hablas de la fe, asi debemos hablar todos.Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Gusmar, hola! Gracias por tu comentario. Creo que es la lucha diaria que todos tenemos para permanecer encaramados en la roca a pesar de las circunstancias. Algunos paseos por la arena pueden ser agradables, y divertido el construir castillos de arena..., pero seamos conscientes de que están destinados a desaparecer bajo las olas y que solo la Roca permanecerá. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Pat
    Algunas veces vamos perdiendo eso de examinarnos. Es importante saber quien soy de verdad.

    Shalom

    ResponderEliminar
  10. Gracias Gustavo por tu visita. Coincido que es importante saber quiénes somos, y creo que es examinándonos a la luz de la Palabra de Dios como llegamos a descubrir nuestra verdadera identidad, porque aprendemos a vernos como Él nos ve. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por aquí. Te invito a dejar tu comentario, las semillas enriquecedoras, llegadas de otros campos, siempre son bienvenidas.