21 julio, 2009

De los amigos y la luna...

Jim Irwim, tripulante de la Apollo 15, dijo:

"Más importante que el hombre camine en la Luna es que Dios haya caminado sobre la Tierra".

Y al respecto, escribió el apóstol Juan...

"Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros..." Juan 1:14

¿Y los amigos?

Dijo Jesús:


"Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero los he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre se las he dado a conocer." Juan 15:14-15


¡Flor de amigo! ¿Verdad?

Espero que tu foto esté junto a la mía en el facebook celestial...

¡Feliz día!

6 comentarios:

  1. La primera frase esta brutal :)!

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Al fin la posteaste...ese astronauta sí que supo corregir que si hay un motivo para festejar el día del amigo ese es la vida y otra de Jesús y no la llegada del hombre a la luna, la cual tuvo lugar durante la guerra fría, nada más alejado a la amistad mundial.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto, tremenda frase, y muy real. Te mando un abrazote desde la distancia, amiga, espero que hayas pasado un feliz día. =)

    ResponderEliminar
  4. Es verdad, no había reparado en ese detalle de la guerra fria... Como no podía ser de otra manera, tu ojo periodístico lo tenía que detectar. En fin... Ahora no hay guerra fria, pero ¿amistad mundial? mmmm

    ResponderEliminar
  5. ¡Precioso post! ¿Qué me gustó más? Pues está difícil escoger porque todas las frases están ¡super! pero pensando...hmmm...me conmueve esa que dice: "vosotros sois mis amigos..." ¡lindo! Especialmente la reflexión que haces al respecto.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Hola! Me encantó tu post y la reflexión ¡flor de amigo! especialmente. Sabías, entre los que pisaron la luna en el 69 había un diácono de una iglesia, que se llevó el pan y el vino y compartió allí la cena del Señor, compartiendo Jn15:5.
    saludos, tocaya!

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por aquí. Te invito a dejar tu comentario, las semillas enriquecedoras, llegadas de otros campos, siempre son bienvenidas.